jueves, 2 de julio de 2020

1384. EL CONVENTO DE LA VALL DE JESÚS


En el año 1384 se fundó el Convento de la Transfiguración del Señor en el lugar denominado Vall de Jesús por canónigos regulares de San Agustín, gracias a unos mercaderes alemanes, agradecidos a un favor del cielo, pero más adelante fue desalojado por los dichos agustinos, que fueron a refugiarse en la iglesia de San Miguel de Soternes que pertenecía al distrito de la parroquia de San Nicolás en Valencia.
 En 1438 un judío llamado Coler, consiguió del prior de los Agustinos el permiso para que los franciscanos ocuparan aquella casa abandonada del Valle de Jesús. Y el propio judío valenciano restauró el edificio e incluso otorgó en su testamento un rédito de cien libras a los Jurados de la Ciudad para emplearlos en socorro de los frailes y aunque hubo luego diferencias de criterio e incluso reclamaciones y escrúpulos de conciencia todo se resolvió con un Breve del Papa Pío II dado en la ciudad de Mantua el 25 de junio de 1459, a satisfacción de ambas partes.
Como testimonio de estos hechos encontramos una carta escrita en 18 de marzo de 1455 por los Jurados de la ciudad de Valencia a don Alonso de Borja, obispo de la misma ciudad, solicitando su intercesión ante el Papa. En esa misma fecha los Jurados también escribieron una carta al Papa informándole de los hechos. La carta dirigida al obispo dice asi:

 En lo del vostre Loch de Puçol, en lo erm devers les muntanyes, dins lo terme de Morvedre, fonch edificada dies ha una casa o Monestir ab sa devota Capella Val de Jesus dit, hon alguns Canonges a manera de Hermitans sots la regla de Sent Agustí habitaven e visqueren devotament per alguns temps.
 En apres, procurantho lo enemich de humana natura, en la dita casa foren comesos alguns crims enormes, e tals que lo hun dels quey habitaven ne fonch en aquesta Ciutat condemnat, e supossat al foch, e los altres envergonyts e alterats de tal cosa, per redupte e vergonya delerinquiren la dita Casa, en tant que gran temps fonch desamparada, e romas del tot deserta e casi inhabitable.
 Ara empero dalgun temps ença alguns moguts per gran devoció, e per la bona desposició del Loch on fon edificada la dita Casa, la han principiat be, e decentment obrat e reparat, car per esser stada desamparada, era ya molt derruida e maltratada.
 Perque alguns Frares Menors de la Observancia, considerants la bona disposició e devoció de la dita Casa, han començat star e habitar en aquella, on per ells molt devotament e comendable per gracia del Nostre Senyor Deus lo ofici divinal tots dies incessanment se celebra e continua de dia e de nit, de que axi los del dit Loch de Puçol, con los altres circumveins qui avien acostumat haver grans refrigeris en lurs animes per confessions e en altra manera del dit Monastir, son molt contents e aconsolats.
 Per donar empero, Senyor, complemet e degut efecte a aquesta obra tan piadosa e meritoria son necessaries dos coses.

 La una: que lo Sant Pare per mig e intercessió vostra, sius plaura, vulla mudar e transferir lo cap del Priorat de la dita casa o Monestir a una altra Iglesia o Capella, ab convinents cases sots invocació de Monsenyer Sant Miquel Arcangel en la horta daquesta Ciutat en la partida appellada Soterna, construida e edificada antiguament per hun appellat Johan Martorell e per ell assat decentment dotada de certes vinyes, terres e possessions, ahon ya de present, e molt temps ha, lo Prior e un altre Canonge residixen, los cuals solien habitar en laltra Casa de Vall de Jesús.

 Laltra, Senyor: que lo dit Sant Pare vulla otorgar e assignar la prop dita Casa derruida perpetualment als dits Frares Menors de la Observancia.
 E obteninse aquestes dues coses, los qui han començat obrar e reparar la dita casa som be certs ab major animo e devoció continuaran singularment la dita obra; en altra manera cessará del tot, segons de totes aquestes coses, Senyor, scrivim succintament a Nostre Sant Pare.
Scrita en Valencia a xviij de Març del any mil cccclv.

En el archivo del convento de San Francisco de Valencia se conservaba el Libro de bulas, privilegios, y otros papeles que contiene el Archivo de la Provincia. Desde la Centuria de 1200. Dispuesto por orden del MRPF Joseph Ferrando, Lector de Filosofía, Ex efinidor, ExCustodio, y provincial de la Provincia de NP San Francisco de Valencia. Año 1764, donde en el folio 8 figura la Bula de Eugenio IV datada en Florencia a 13 de septiembre de 1444 por la que a súplica del Vicario y Religiosos Menores de San Francisco de la Provincia de Aragón (no fue provincia de Valencia hasta mediados del siglo XVI) en la que expusieron que dicha provincia solo consistía en dos casas con sus iglesias, y demás oficinas necesarias, a saber, la una en esta ciudad de Valencia con el titulo de Nª Sª de Jesús y la otra en la villa de Alicante, de la diócesis de Cartagena, con el título de Nª Sª de Gracia, cuyo número de religiosos era copioso y deseando fundar otros tres lugares o casas para su extensión.
                Lohó y aprobó la fundación de las arriba dichas dos casas y les concedió licencia para las tres que nuevamente deseaban fundar.
El Papa Eugenio IV, facultó a la Custodia de Valencia para fundar tres conventos, el de Nª Sª del Pino de Oliva, fundado en 1448, el de Sta. Catalina de Onda, también en 1448 y el de Vall de Jesús en Puçol en el año 1459.

La Bula autorizando la fundación en el de Vall de Jesús fue firmada por el Papa Pío II en Mantua el 25 de junio de 1459 pasando a ser habitado por los franciscanos, siendo su primer prior, fray Jaime Lladell.
       
  Cuando apenas habían transcurrido unos 40 años desde que lo habían ocupado los franciscanos, conocemos unas muy interesantes noticias del convento facilitadas por Hieronymus Münzer (1437 - 1508), médico, geógrafo y cartógrafo alemán, conocido viajero, autor de el Viaje por España y Portugal. La parte correspondiente del texto que nos interesa comienza en el relato del dia 5 de octubre de 1494, fecha en la que llega al monasterio de Vall de Jesús.

 …….Salimos de Fredes el dia 5, y recorrida una legua hacia occidente, llegamos al monasterio de Jesús del Valle (1), construido en la falda de una montaña, pero rodeado de campos estériles. Hay en esta casa frailes de San Francisco; posee una buena huerta, regada con el agua que un pollino saca de la noria; el monasterio es pequeño, pero bien dispuesto y ordenado. No había más que diez o doce personas, de ellas cuatro presbíteros, dos diáconos, dos subdiáconos y dos legos, uno de estos alemán, de Rafanesburgo, mozo y muy devoto, hijo de una hermana de Teobaldo Buckli. Fundaron este monasterio unos alemanes, por iniciativa de Iodoco Koler, que era, a la sazón, familiar de la Compañía de Rafanesburgo, ciudad de Suabia. En la iglesia hay un coro con bella sillería de diez y seis sitiales, que el citado Iodoco mandó traer de Flandes. Para los contemplativos es sitio muy adecuado, construido en buena piedra, y tiene hornos y otros varios ingenios. Gustosa estancia tuvimos en él. Según me dijeron dos mercaderes alemanes dignos de crédito, llamados Enrique Sporer y Conrado Humpiss, el padre guardián, durante la última cuaresma, no comía más que los viernes, porque es hombre de vida muy morigerada; yo no le ví, y entonces ignoraba el hecho; pero me aseguraron en Valencia que era sumamente religioso…..
 (1) En el texto aparece como Jesús del Valle, debido probablemente a un error de traducción, ya que el texto original de Münzer estaba escrito en latín.
  

A muy poca distancia del convento levantaron los frailes franciscanos una ermita en la falda del monte Picayo, allá por el siglo XV o XVI. En esta ermita habitó el venerable hermano Pedro Muñoz, cuando en 1569 vino desde la ermita de San Julián, al lado de la Cueva Santa, para conferenciar con su confesor, el beato Nicolás Factor, que era el guardián del convento franciscano.
Allí se le repitieron a Pedro Muñoz aquellas visiones de estrellas que caían sobre el Cabesol del Puig, en cuya colina, el 6 de septiembre del año 1570 se halló la imagen de la Virgen al Pie de la Cruz.

 El 24 de julio de 1835 fue aprobada por el gobierno del conde de Toreno, la Real Orden de Exclaustración Eclesiástica publicada en la Gaceta de Madrid, nº 211 de 29 de julio. Por esta RO quedaban suprimidos todos los conventos en los que no hubiera al menos doce religiosos profesos,
        Los bienes, rentas y efectos se debían aplicar a la extinción de la deuda pública del Estado, quedando exceptuado los archivos, bibliotecas, pinturas y demás enseres, así como ornamentos y vasos sagrados, que pudieran ser útiles a otros conventos de la orden, adonde fueron trasladados los religiosos.
       Según lo prevenido en la RO se procedió al inventario de los bienes muebles e inmuebles pertenecientes al convento. Se realizó el 8 de septiembre del mismo año en presencia de don Hipólito Molino, Comisionado al efecto, don Tomas Briz, alcalde de Puzol y fray Francisco Esteve, último prior de la casa.
         Se relacionaron además del edifico y tres cahizadas de tierra, algunos elementos de culto, imágenes de santos, mobiliario y enseres varios, 602 libros y una noria del huerto para sacar agua.

          Inventario:
             -          Edificio convento con tres cahizadas de huerto situado entre el término de Puçol y Sagunto.
            -          Una casa en la ciudad de Valencia
    -          Un cáliz
    -          Un crucifijo tamaño natural
    -          Una Virgen del Carmen
    -          Un cáliz de bronce
    -          Un Incensario de bronce
    -          Tres roquetes
    -          Una casulla negra
    -          Una casulla verde
    -          Una casulla blanca
    -          Dos casullas mas
    -          Cinco corporales
    -          Cuatro albas de lienzo
    -          Un velón de bronce
    -          Cuatro amitos
    -          Una toalla
    -          Una cruz de procesiones
    -          Un armario de pino con 14 cajones
    -          Ocho misales
    -          Un atril
    -          Un Niño Jesús
    -          Un San Miguel
    -          San Rosa
    -          San Francisco
    -          Una Piedad
    -          Nª Sª de los Desamparados
    -          San José
    -          Santa Isabel
    -          San Antonio Abad
    -          Una Purísima
    -          Seis candelabros
    -          Dos bancos
    -          Cuatro confesionarios
    -          Unas andas pintadas
    -          Tres pares de sacras


Plano de la iglesia del convento con sus capillas

Refectorio:
-          Cinco mesas
-          Dieciséis servilletas
-          Un velon de bronce
-          Un cuadro
-          El Divino Pastor

Enseres:
-          Dos toneles
-          Una tinaja
-          Una mesa de pino
-          Una tabla para la mesa
-          Una pala de horno
-          Unas tenazas
-          Un farol
-          Nueve cuadros viejos
-          Una sillería en el coro para veintidós asientos
-          Un facistol
-          Un crucifijo

Librería

-          602 libros de varias clases
-          Una mesa de pino

            Una noria para sacar agua
            Un mulo castaño y un carro
         
            Y al ser apuntado todo lo que existe en la casa se dio por terminado el presente inventario el cual firmaron todos los presentes en la sacristía del convento el 8 de septiembre de 1835
         
            El historiador Pedro Sucias, en su obra manuscrita, Los conventos del Reino de Valencia, escrita en los últimos años del siglo XIX decía lo siguiente….  El edificio convento del Valle de Jesús tuvo triste fin. La huerta se vendió por el Estado y en el convento y sus oficinas nadie dio una peseta por su adquisición, por lo cual, al no ser guardado por persona alguna todos se creyeron dueños del edificio llevándose de los pueblos y caseríos inmediatos cuanto en él había y por fin vino a hundirse todo el edificio poco a poco quedando en la actualidad únicamente algunos paredones…..



En la que conocimos como Masía del Convento, se pueden
ver los restos de algunos muros del antiguo convento





AGULLO PASCUAL, Benjamín.  Los franciscanos de la observación en el Reino de Valencia.XVIII asamblea de cronistas oficiales del Reino, Valencia. 1990

CABANES PECOURT, Mª Desamparados. Los monasterios valencianos. 1974

CARCEL ORTI, Mª Milagros. Relaciones sobre el estado de las diócesis valencianas. Generalitat Valenciana. Valencia. 1989

SUCIAS APARICIO, Pedro. Los Conventos del Reino de Valencia. Manuscrito. ca 1911

TEIXIDOR, Jose. Antigüedades de Valencia: observaciones críticas donde con instrumentos auténticos se destruye lo fabuloso, dejando en su debida estabilidad lo bien fundado. Escribiólas en 1767 Fr. Josef Teixidor. Librería de Pascual Aguilar. 1895.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

1812. ACCIÓN DE MURVIEDRO

Accion de Murviedro (1812) Autor: Juan Alfonso Zea, Martin Tosantos Escala [ca. 1:14.000] Publicación: 1812 Tamaño 160 x 160 cm ...